Estafas telefónicas: las modalidades más conocidas y cómo evitar el engaño

Ante la ola de intentos de estafas telefónicas que se registró en las últimas horas en la capital entrerriana, autoridades reforzaron las advertencias para prevenir estos delitos. Las modalidades más comunes y cómo evitarlas.

Policiales Por: Admin 19 de agosto de 2021

En los últimos días se registró un aumento de llamados alertando intentos de estafas telefónicas y virtuales, la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero y el director de Delitos Económicos, Javier González, recordaron las recomendaciones para prevenir ser víctimas de estos delitos.

“Anoche hemos tenido muchos llamados denunciando intento de estafas por secuestros virtuales, una modalidad delictiva que hacía un tiempo no veníamos registrando”, detalló la ministra el tiempo que recomendó que, en caso de recibir este tipo de llamados, “hay que cortar y avisar al 911 o al 101”.

“También tenemos una modalidad que va vinculada al WhatsApp en el cual se copian los contactos y se les comienza a pedir dinero, incluso dando CBU o cuentas a nombre de esa persona”, recordó Romero.

“Hay que tener cuidado con los premios ficticios en el cual los estafadores piden datos de la persona con el argumento de otorgar un beneficio o premio y con ese argumento le saca datos de importancia. Otra modalidad es la compra y venta falsa. Nunca hay que dar datos personales ni bancarios”, remarcó.

“El engaño es siempre creíble. Es algo que aparece con toda la exteriorización de algo real. El estafador envuelve a la víctima. Por eso es tan importante este espacio para alertar y las conversaciones que puedan tener las familias sobre este tema, para que todos los integrantes sepan de antemano como actuar”.

“Estamos trabajando. Nuestros expertos investigadores cada vez profundizan más. Fue motivo del debate que tuvimos en el Consejo de Seguridad Interior con otras provincias y con la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic hace pocos días, tenemos vigente una campaña de difusión en los medios de comunicación y el Banco Central viene tomando medidas, estableciendo con las entidades bancarias que tomen más obligaciones respecto a otorgar créditos inmediatos, pero nunca está de más seguir insistiendo en la concientización, porque la estafa requiere dos partes, y el estafador nada puede hacer si la persona no se incluye creadoramente en ese despliegue de argumentos que hace el estafador. Por eso valoramos mucho la difusión que se pueda hacer del tema”, reflexionó la ministra.

Informó finalmente que la campaña de bien público “Necesitamos Alertarte” seguirá vigente en los canales de televisión provinciales, medios radiales y redes sociales hasta el mes de octubre, con opción de continuidad.

Por su parte, el comisario principal Javier González, remarcó en las herramientas que debe manejar la población. “Se previene con la información, la concientización, que la gente tome conocimiento de las modalidades que hay”.

“Hay que cuidarse sobre todo de dar información en relación a los códigos, datos personales, si lo están solicitando, hay que preguntarse quién está realmente del otro lado para saber”. “Nosotros estamos siempre informando a través de todas las campañas que se vienen haciendo en relación a que las entidades bancarias ya no piden datos personales, simplemente se hacen los trámites de forma online o personalmente. Siempre hay un teléfono fijo de una entidad bancaria que uno ya es cliente y ya conoce y eso hace también que permita que no tengan que dar datos personales a nadie”, apuntó.

“No hay que dar claves ni siquiera por Whatsapp. Es importante ir cambiando por motus propio las contraseñas, tanto personales como bancarias, cada 15 o 30 días”.

“Dar una clave es cómo dar la llave del domicilio a una persona desconocida”, sentenció el jefe de Delitos Económicos.Las modalidades de estafa más comunes
Robo de identidad en WhatsApp:

Los delincuentes se contactan con una excusa que puede ser un premio o la necesidad de revalidar los datos, hablando en nombre de alguna entidad reconocida y le comunican a la persona que les va a llegar a su número de celular una clave de seis dígitos. Lo que hacen paralelamente es instalarse la aplicación e WhatsApp en un teléfono propio y con la clave que la persona les facilita, lo activan. Así, logran tener acceso a toda la agenda de contactos y comienzan a robar su identidad, ofreciendo, generalmente negocios falsos con dólares.

Recomendación: Nunca hay que dar claves de ninguna índole a una persona que lo solicite telefónicamente

Páginas falsas:

Hay páginas web de comercios o entidades de renombre que, utilizando la misma gráfica y logos, envían mails pidiendo revalidación de datos y de esa manera obtienen toda la información.

Recomendación: Acceder siempre a las páginas desde el navegador y no desde un vínculo que nos haya llegado por mail o mensaje de WhatsApp. O bien chequear con un teléfono fijo sacado de la página web oficial de la entidad que estén citando.

Negocios demasiado convenientes

Siempre el engaño es tentador. A veces la oferta es demasiado conveniente y los estafadores invitan a salir de las plataformas oficiales de compra venta y de esta manera se generan transacciones que, cuando el comprador deposita el vendedor desaparece y el producto nunca llega.

Recomendación: No salirse nunca de las plataformas oficiales.

Venta en Market Place

En la pandemia creció el comercio a través de la plataforma de compra venta de Facebook. El vendedor tiene que brindar el CBU para que sea depositado el dinero de la compra. De ahí en más, el estafador muestra una captura de pantalla que es falsa, con una supuesta transferencia bancaria que generalmente es de mucho más dinero de lo pactado, diciendo que, por error, depositó otro monto. Con este engaño hacen ir a la persona al cajero y terminan siendo inducidas a hacer transferencias a otras cuentas.

Recomendación: La única forma de corroborar si una transferencia fue hecha es consultar en el homebanking los movimientos de cuenta. Esto se puede hacer desde la aplicación del móvil o desde la página web de la entidad, en ningún caso es necesario ir al cajero.

Cuento del tío

La modalidad más antigua de las estafas es el llamado “cuento del tío”, generalmente estos llamados se dan los fines de semana o durante horarios vespertinos o nocturnos.

Una estafa puede ser el cambio de billetes por salida de circulación, que busca que las personas entreguen en forma voluntaria su dinero. Esta información siempre es falsa, muchas veces, los estafadores se hacen pasar por familiares. Las frases empezarán siempre con la palabra “tía” o “tío” y ahí la persona da el nombre que le permite al estafador seguir el engaño.

La otra modalidad común es el “secuestro virtual”. Aquí, la persona es engañada con una puesta en escena a través de un llamado, efectuado generalmente a la madrugada, donde se escucha un grito generalmente de “mamá, estoy secuestrado o secuestrada” y eso hace que automáticamente se pronuncie el nombre del hijo o la hija preguntando si está bien. Ahí es donde los estafadores obtienen la información y piden dinero para un rescate de un secuestro que nunca existió.

Recomendación: Para ambos casos hay que cortar inmediatamente.

En el hecho de intento de secuestro, se recomienda contactarse con la persona supuestamente secuestrada y luego dar aviso a la policía.Otras recomendaciones
Por su parte, el jefe de la división de Ciber Crimen de la policía de Entre Ríos, comisario principal Gabriel Ferro, habló con Elonce TV y brindó más recomendaciones para tener en cuenta y evitar ser víctima de estafas:

“Ante la duda, buscar otro teléfono y llamar a un familiar”
Las personas que están detrás de las estafas “son embaucadores profesionales que van trabajando, logran la confianza de esa persona. Es cierto que la mayoría son mayores, son ancianos, son más vulnerables”.

Ferro aconsejó, “ante la duda, hacer lo contrario a lo que ellos le proponen, buscar otro teléfono y llamar al familiar o alguien que confirme, exigir hablar con la persona supuestamente secuestrada. Por suerte en nuestra provincia no existen los secuestros, pero no quita que algún día suceda, con el crecimiento de las ciudades”.

Reconoció que en los últimos días “ha habido una oleada” de intentos de secuestros virtuales, luego “hay un descanso, porque migran a otra zona y luego vuelven de nuevo; así van probando”.

En cuanto a la intervención de personal policial, por estos casos “siempre es a través de la tecnología, a través de los celulares tratamos de establecer, aunque no lleguemos al titular, a los responsables. Localizamos la zona en donde se encontraba el equipo cuando se realizó la comunicación”.

"Los ancianos no deben tener dinero en sus casas"

Ferro insistió con que “hay que lograr la toma de conciencia. Hay un momento crítico de estrés que tiene la persona cuando recibe el llamado, pero hay que enfriar la cabeza, tratar de comunicarse con esta persona (que supuestamente está secuestrada), y si se niegan, cortar la llamada. Es muy complejo, hay interrogantes que se hace quién recibe la llamada de si corta, y es real, le puede pasar algo al familiar. Por eso hay que tratar de prevenir”.

En el caso de los ancianos “el consejo es que no tengan dinero en sus casas”.

“La gente, en el marco de la pandemia está más encerrada, en contacto con la tecnología y más propensas a este tipo de estafas”, dijo.

Recomendó, asimismo que en el caso de las estafas por redes sociales, “no comprar por Instagram, por ejemplo, sino hacerlo de sitios seguros como por ejemplo Clasionce, u otros sistemas de venta que también son seguros”.

Te puede interesar