Bordet no acompañó el pedido de juicio político a la Corte que presentó el Presidente

A pesar de que la firma del gobernador Gustavo Bordet aparece como una de las 12 que acompaña el texto del pedido de juicio político a la Corte Suprema de Justicia por mal desempeño de sus funciones que impulsó el presidente Alberto Fernández, fuentes oficiales confirmaron que el mandatario entrerriano no rubricó el planteo

Actualidad Por: Admin 04 de enero de 2023
apfdigital_381179_tapa_312023_193941

El texto será enviado en las próximas horas a la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados de la Nación. El comité es presidido por la legisladora oficialista entrerriana Carolina Gaillard. El Frente de Todos cuenta en la comisión con la mayoría suficiente como para impulsar la denuncia y que se abra una investigación.

Entre las razones para impulsar este pedido, el documento que firmaron el mandatario nacional y los provinciales señala que el presidente de la Corte, Rosatti incurrió en “forma reitarada” en conductas que pueden configurar el mal desempeño de funciones.

Además, consigna la existencia de otros actos de distinto grado de responsabilidad que alcanzan a los otros ministros de la Corte: Juan Carlos Maqueda; Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

El documento firmado por Fernández y los gobernadores pide al bloque del Frente de Todos en Diputados que impulse este proceso “lo antes posible”.

El mensaje oficial puso además las rúbricas de Axel Kicillof (Buenos Aires); Raúl Jalil (Catamarca); Jorge Capitanich (Chaco); Mariano Arcioni (Chubut); Gildo Insfran (Formosa); Sergio Ziliotto (La Pampa); Ricardo Quintela (La Rioja); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Gerardo Zamora (Santiago del Estero); Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Osvaldo Jaldo (Tucumán). 

Cómo se gestó el no de Bordet al pedido de juicio político a la Corte Suprema

La negativa de Gustavo Bordet a firmar el pedido de juicio político a la Corte fue la consecuencia de que el mandatario provincial entendiera que el presidente Alberto Fernández había faltado a su palabra sobre los alcances de este movimiento político. Además, se sumó lo ocurrido con el fallo de la coparticipación porteña, cuando el Presidente lo convocó para una foto de rechazo y en menos de 24 horas cambió su postura

Durante todo el lunes 2 de enero los teléfonos de los funcionarios y referentes provinciales estuvieron saturados de llamados desde Capital Federal. La pregunta recurrente que recibían era si Bordet participaría o no del cónclave en Casa Rosada. Allí se definiría el pedido de juicio político a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Como informó en su momento esta Agencia, Bordet no está ejerciendo sus funciones de gobernador. Tomó licencia y se retiró a un lugar con poca o nula señal. Por eso no hubo forma de contactarlo durante el lunes.

Ante tal situación, el Gobierno provincial había diseñado una estrategia para no comprometer al mandatario provincial en ausencia.

Finalmente, Bordet hizo saber que su posición era no participar de la reunión con Fernández. Pesaba el antecedente de lo ocurrido tras el fallo de la Corte a favor de la restitución de fondos coparticipables a la ciudad de Buenos Aires. El Presidente convocó a los gobernadores para reforzar su decisión de no acatar la sentencia. Hasta hubo foto.

Pero en menos de 24 horas Alberto Fernández giró 180 grados su postura. Dejó de lado la rebeldía y, parándose en el criterio de que las sentencias se cumplen, notificó a los mandatarios de provincias y al público que pagaría con bonos, algo que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, rechazó.

Sin embargo, a primera hora del martes hubo una comunicación directa de Fernández con Bordet. El Presidente le pidió que asista. E hizo un compromiso: el pedido de juicio político sería solo contra el presidente de la Corte, Horacio Rosatti, y entre los argumentos no se incluirían los chats entre su vocero Silvio Robles y el ministro de Seguridad porteño Marcelo D’Alesandro, ya que tendrían un vicio de ilegalidad en su origen.

Bajo esas condiciones, Bordet aceptó sumarse por Zoom a la reunión. Pero cuando el encuentro comenzó a transitar, esos dos elementos fueron tirados sobre la mesa: el juicio político incluiría a los otros tres ministros de la Corte (Juan Carlos Maqueda; Carlos Rosenkraft y Ricardo Lorenzetti) y el texto de la presentación incluirían las conversaciones entre el hombre de Rodríguez Larreta y el de Rosatti.

Bordet se contuvo durante el encuentro. Pero al terminar y desconectarse, le hizo saber al Presidente, palabra más palabras menos, que lo ocurrido no era lo acordado. Y que no firmaría el texto.

Minutos después se conoció públicamente el comunicado de Presidencia incluyendo la rúbrica del Gobernador de Entre Ríos junto al resto de los mandatarios que acompañaban la presentación de Fernández.

Bordet se molestó. Y salió personalmente a desmentir al Gobierno nacional. También ordenó a sus operadores que hagan lo mismo. De nada valieron los llamados de Casa Rosada para que reconsidere su postura.

El último episodio de la zaga que duró 48 horas fue un llamado personal del Presidente al Gobernador un par de horas después. En la charla, Fernández tan solo logró el compromiso de Bordet de que leería en detalle el texto del pedido de juicio político pero, por ahora, se mantiene firme en la negativa. (APFDigital)

Te puede interesar

Alberto Fernández volverá a visitar Entre Ríos antes de fin de año

“Queremos que pueda visitarnos para inaugurar obras y fundamentalmente para consolidar esta relación de trabajo y política que venimos sosteniendo con el presidente Alberto Fernández”, anunció el gobernador Gustavo Bordet luego del encuentro con el titular del Ejecutivo Nacional.

x_1669676150