Es de Seguí, emigró a Italia como futbolista y ahora «exporta» jugadores

El fútbol es una de las máximas pasiones de la cultura argentina y, al mismo tiempo, un negocio y salida laboral para algunos jóvenes con cualidades y persistencia para sobrevivir en un mundo ultra competitivo y de fuerte puja de intereses.

Deportes 24/07/2023 Admin Admin
musso-759x500

No obstante, las mismas dificultades económicas que afectan a las familias asalariadas o informales del país, también impactan en la toma de decisiones de aquellos que quieren encontrar en este deporte una fuente de ingresos y de realización personal, pero que se sienten limitados tierras adentro. De allí que el exterior es una tentación.

Desde 2017 a la fecha, la Argentina es uno de los tres países que más futbolistas por año exporta. Según estadísticas del Observatorio de Fútbol CIES, está detrás de Brasil y Francia. Históricamente los argentinos son muy bien vistos y, ahora, la obtención de la tercera estrella pareciera ser una carta de presentación extra. De todas maneras, a ese flujo natural de jugadores se suma otro condimento que en los últimos años se visualiza con claridad. La coyuntura del país motiva a más jóvenes a buscar en el exterior mejores expectativas de vida, al menos como experiencia, a pesar de los riesgos que también existen.

No importa ser famoso o qué club los reciba. La intención es vivir de lo que les apasiona. Y así como la suerte está echada desde que el árbitro tira la moneda al aire, en este partido también puede salir cara o ceca. No todas las experiencias son exitosas, pero hay algunas dignas de contar por sus particularidades. Es el caso de Nicolás Musso, un joven de Seguí que emigró a Italia en 2014 tras obtener la ciudadanía y encontró en el fútbol una doble motivación. Hoy, con 28 años, además de ser jugador y recorrer distintas canchas, comenzó una carrera como representante e intermediario a través de su empresa Pro Stars Management.

En un mano a mano con Dos Florines, el joven entrerriano analiza el fenómeno de lo que significa emigrar, cuenta cómo nació el interés por ayudar a otros jóvenes que tengan ciudadanía a conseguir club y detalla en qué consiste el proyecto que encara a fuerza de experiencia y relaciones públicas. Así pues, mientras sus pasos por clubes argentinos como Boca o Colón de Santa Fe le dieron las bases para destacarse en lo futbolístico, la patria de sus antepasados le brinda otra faceta que hoy lo impulsa a “exportar” talentos.

Según insiste, obtener la ciudadanía europea es clave para que te contraten e incluso para conseguir trabajo. Ese paso es indispensable para permanecer en el “viejo continente” con seguridad, más aún ante un contexto internacional complejo. Si bien es un trámite personal que cada interesado debe realizar, asegura que se ofrece para tender una mano cuando hay que finalizar la presentación de la carpeta en el Estado italiano. Su rol, aclara, es conectarlos luego con instituciones deportivas y negociar salarios, alojamientos y comidas.

A su manera, Musso empieza a caminar por la sinuosa vía del fútbol y su veta comercial, a sabiendas de que “hacer las cosas bien” es vital para transmitir confianza, sostenerse y crecer, en un mercado del que también participan estafadores o ventajeros. Sus expectativas a futuro, cuenta, se trazan bajo el mismo horizonte que lo motiva, sin alejarse demasiado de aquel anhelo que alguna vez abrazó y lo animó a subirse al primer avión. Seguramente, el tiempo dirá cuánto bien le hizo congeniar la pasión con un proyecto de vida.

 

 

Emprender

-¿Cuándo hiciste el clic y decidiste que tenías que ayudar a otros jugadores a emigrar?

-Me decidí a empezar a ayudar a futbolistas que quieran jugar en Italia después de que pude cerrar un acuerdo con un chico que jugaba conmigo en Viale; lo llevé a Colón. Entonces, me pregunté cómo no hacía eso mismo en Italia si despacito fui haciendo varios contactos y encontré la forma de vincularme. Así, “piano piano”, como se dice en Italia, fui haciendo más contactos con clubes y consiguiendo más jugadores.

-¿Sólo hacen contactos con clubes de Italia?

-Más que nada llevamos jugadores a Italia. Tenemos algunos contactos en España y también Malta. Pero son países que se paga menos y no sirve tanto en lo económico.

-¿Cómo está conformada la empresa?

-La empresa se llama Pro Stars Managemet. Me asocié con Rubén Marchi, que es un intermediario que jugó muchos años en Italia. Necesitaba asociarme a una figura más grande que me diera un poco más de seriedad, porque uno al jugar y hacer este trabajo necesita ganar credibilidad. Asociarme con él me dio el impulso que necesitaba.

-Además de contactar con clubes, ¿qué otras acciones realizan juntos?

-Ayudamos a algunos chicos que tienen la carpeta lista de la ciudadanía para presentar allá en Italia, les conseguimos el club y hacemos que la institución los ayude con los trámites. Con tantos chicos que hicimos este trabajo, aprendimos los pasos y podemos ser gestores tranquilamente. Les decimos lo que tienen que tener, todos los papeles que tienen que llevar y el paso a paso para poder ficharse, fijar la residencia, entre otros requisitos a presentar en las municipalidades para tramitar la ciudadanía.

-¿Qué costos les deben pagar los jugadores o cómo se resuelve la comisión por el trabajo que ustedes hacen?

-Los jugadores por lo general no nos dan nada a nosotros. En algunos casos, cuando el club no nos quiere pagar la comisión nuestra, tratamos, por ejemplo, de que si el jugador quiere 800 euros, conseguimos que les paguen un sueldo de 900 euros para que nos den una pequeña comisión de 50 o 100 euros, dependiendo el caso, para que nos sirva por el trabajo que hicimos. Yo también edito videos de los jugadores y mejoro las filmaciones, porque hoy es importante la presentación para ofrecerlos.

 

Emigrar

Nicolás Musso es un delantero que arrancó en Cañadita Central de su pueblo y luego pasó por Unión de Crespo. Tras un paso fugaz por Newell’s de Rosario, desembarcó en las inferiores y juveniles de Boca Juniors y Colón de Santa Fe. Además, en Argentina disputó el Federal C con Neuquén y el Federal B con Viale FC y Ben Hur, de Rafaela. Una vez en el exterior pasó por distintos clubes del ascenso italiano, la Serie D y Eccelenza. Incluso, entre sus experiencias, puede contar que fue dirigido por Diego Maradona Jr en el Napoli United.

-¿Cuál es el común denominador de los argentinos que deciden emigrar? ¿Por qué lo hacen?

-En la Argentina hoy en día si no jugás en primera división o un Nacional B, no te alcanza la plata para vivir, tenés que buscar otro trabajo. En Italia, jugando en una cuarta, quinta o sexta división, te alcanza para vivir tranquilo, porque incluso nosotros ofrecemos casa y comida; es un trato que incluso hacemos con los clubes. Todos los sueldos van en limpio para ellos.

-¿Cómo ven a los argentinos en Europa?

-A los argentinos los tienen bien vistos, con garra y más ahora que somos campeones del mundo nos ven con otros ojos. De igual manera, los chicos se van porque está bueno emigrar y conocer otros países. En Italia tenés todo cerca por si querés viajar a Francia o España.

-¿Cómo se sustentan los jugadores? ¿Pueden jugar y trabajar?

-El jugador que tenga ciudadanía europea puede vivir en Italia y trabajar, si quiere. Los entrenamientos son generalmente por la tarde o la noche, lo que les queda la mañana libre para realizar un trabajo part time. Si bien es difícil conseguir trabajo en los pueblos más chicos, no es imposible.

-¿Cómo llevás la doble tarea de jugar y ser representante cuando se juntan ambas actividades?

-La llevo bien porque en el fútbol los entrenamientos son dos horas por día. Después, de mañana hago una hora y media de gimnasio y el resto del día estoy libre como para organizarme y trabajar, respondiendo mensajes, buscando jugadores y editando videos. No me afecta en lo futbolístico.

-En el corto plazo, ¿qué proyecto tenés?

-Mi futuro, por ahora, es seguir jugando, seguir creciendo como empresa y llevando la mayor cantidad de jugadores, haciendo las cosas bien. A veces es mejor llevar menos jugadores de mejor calidad que abarcar más y que no rindan lo que los clubes esperan. Con la empresa tenemos esa idea. Mi idea también era ir a Australia, pero de un día para otro puede cambiar todo porque me surgió la posibilidad de ir a un club a jugar en agosto y en teoría me quieren para todo el año. Esto es día a día.

-En lo personal, ¿ser representante te genera buenos ingresos para viajar y vivir de lo que te gusta hoy?

-El trabajo de representación te genera un ingreso extra que te ayuda para ir ahorrando.

-¿Qué proyectás para tu futuro personal en el mediano y largo plazo?

-La idea es seguir jugando hasta que me dé el cuerpo. Cada año voy sumando más jugadores y clubes y la idea es en un futuro, cuando me retire de futbolista, dedicarme a pleno y abrir una agencia con el título de representante como agente FIFA. Actualmente lo hago como intermediario sin ese título. En el futuro también tengo en mente hacer los cursos para ser entrenador y director deportivo de fútbol.

 

Texto: Nahuel Amore

Fuente: Dos Florines

Te puede interesar
o_1714039646

Pesar en el fútbol: Falleció Alberto “Pulga” Ríos

Admin
Deportes 25/04/2024

Fue cuando el equipo de calle Grella disputó el Regional que lo llevó al Nacional. Se destacó en varios equipos, entre ellos Vélez Sarsfield, donde fue campeón y compartió plantel con Carlos Bianchi, Ermindo Onega y Daniel Willington.

Lo más visto
apfdigital_401345_tapa_1362024_65359

Ley Bases: Frigerio celebró la votación en el Senado

Admin
Provinciales 13/06/2024

“La Ley Bases y el paquete fiscal ayudarán a darle estabilidad política y económica al gobierno nacional”, sostuvo el Gobernador Además felicitó a los tres senadores entrerrianos, Alfredo De Ángeli, Stella Olalla y Edgardo Kueider, que acompañaron el conjunto de medidas